Bienvenidos a la era del networking content


Por Mauricio Cabrera

Bienvenidos a la era del networking content

Nunca como ahora se había visto tanta generación de contenido que abiertamente conectara a personas y que funcionara a semejanza de los portaaviones para que desde ahí el usuario pudiera saciar sus dudas, curiosidades y deseos volando hacia distintas historias. Se reconoce para recibir. Se sabe que el gesto será de ida y de vuelta. Hay una cultura que de los blogs pasó a los podcasts y a los newsletters, una que los medios de comunicación decidieron dejar en visto. Aquí algunos puntos para entender la era del networking content

1) Menciono para que me compartan: en los newsletters de autor incluir nombres y apellidos vinculados al nicho que estamos cubriendo implica una oportunidad de que éstos al descubrirse en él, lo compartan, así como también de incluir a quienes aparecieron en distintos posteos de redes sociales en espera de que estos interactúen con ese contenido y así lograr que la audiencia de las personas incluidas se convierta en audiencia de ese boletín. En español lo hacemos, entre otros, Ismael Nafría con cada emisión de Tendencias, lo hace Javier Saul con Lunes , y lo hago yo cada que tengo oportunidad.

Sobre el mismo tema, pero aplicado a un libro que estoy muy próximo a publicar, Juan Andrés Múñoz, quien realiza el prólogo platicaba conmigo sobre la importancia de incluir citas de mis entrevistados. Sí, por el valor que aportan, que es indiscutible, pero también porque cuando tú reconoces e incluyes, la otra persona se siente llamada a compartir. Se produce lo que me gusta llamar endeudamiento psicológico, lo que por cierto también aplica con el usuario en su relación con un creador de contenidos cuando éste aporta valor sin costo de forma reiterada y decide lanzar un muro de pago.

2) Colaboraciones: como en toda industria, crecer en el nicho que elijamos no solo pasa por la calidad del contenido que generemos sino también por las relaciones que tengamos. En YouTube no es lo mismo publicar un video sin que Yuya o Luisito Comunica te recomienden que hacerlo abrazado por ellos o por una serie de influencers que en cuestión de semanas te pueden hacer visible para millones de personas.

En el mundo de los podcasts, la presencia de un host en el podcast de otra persona y la visita de éste en reciprocidad deriva en un círculo virtuoso en el que en algún punto una parte de ambas audiencias terminan consumiendo los dos shows, como cuando yo estuve con Diego Barrazas en Dementes y él conmigo en The Coffee. Un ganar-ganar que no hace más que entregar beneficios.

3) Construir relaciones: la mejor noticia de la creación de contenido independiente en la actualidad es que el trabajo que hacemos se convierte en la mejor avenida para conocer a alguien, sustituyendo así ese terrorífico momento de acercarnos con una tarjeta de presentación en un evento buscando que esos segundos resultaran tan memorables como para que la persona atesorara nuestros datos.

Mientras un creador de contenidos encuentra aliados en otros creadores, los medios siguen aferrados a que los otros medios son competidores, a que la información de otros destruye los intereses del negocio propio.

4) Clubhouse, el networking infinito: mientras los medios se encierran en sus colaboradores y periodistas, los creadores de contenido independientes se reúnen en Clubhouse, red social de la que les hablé recientemente. Ahí es posible entrar a un cuarto en el que comparten espacio decenas de mercadólogos que pese a estar buscando lo mismo, es decir, darse a conocer y a partir de ello atraer nuevos clientes, comparten, reconocen y recomiendan seguir a otro por el valor que agregan. Para decirlo rápido: Clubhouse es como acudir a un seminario 24/7 los 365 días del año y poder repartir tarjetas pero con la garantía de que será posible convivir tanto tiempo con los demás como para que nuestro perfil no sea olvidado.

 


¿Cómo saber si tu medio es anti-networking?

1.- Evita dar crédito a un competidor y linkear a una fuente externa

2.- Los reporteros reciben la orden de “darle la vuelta a toda nota generada por competidores”

3.- Los newsletters no incluyen llamados a fuentes externas y cuando el autor de estos se encuentra frente a la oportunidad de agregar valor al usuario mediante la inclusión de una liga, éste prefiere omitirlo, decidiendo que más vale el ego periodístico que beneficiar al usuario

4.- Se desconoce el valor que para un medio tiene ser mencionado por otros periodistas. En la época en que se busca audiencia de calidad es medular ser compartido por personas que tengan esa audiencia. Lograr el endeudamiento psicológico de colegas (aunque en estricto sentido la mención tendría que hacerse por convicción) es un buen punto de partida para que éste contribuya a atraer lectores.

En resumen, atender las necesidades del usuario también traerá más beneficios a tu medio. Aprovecha la era del networking content.

Previous Lo que aprendimos con Charo Marcos y René Lankenau en Story Baker Live por Clubhouse
Next La hazaña de Elon Musk en Clubhouse